Shirley McLaine aumenta la audiencia de «Downton Abbey»
Más de nueve millones de personas vieron anoche el debut de Shirley McLaine en el arranque de la tercera temporada de la serie británica de época «Downton Abbey», una de las más exitosas de las últimas décadas.

Según informó la cadena de televisión ITV, que emite la serie, la media de telespectadores fue de nueve millones, si bien el momento en el que debutó la actriz estadounidense, que interpreta a la madre de Cora, fue seguido por 9,3 millones de personas.

La cifra convierte este estreno en el mejor de una serie dramática de ITV en esta temporada, si bien «Downton Abbey» perdió 300.000 seguidores con respecto al comienzo de su segunda temporada en 2011.

Entonces, la producción llegó a alcanzar una audiencia de 9,6 millones, ya inferior a la conseguida durante su primera temporada, seguida por 800.000 espectadores más.

Ambientada a comienzos del siglo XX, la serie cuenta la vida de la rica familia Crawley y sus empleados en la lujosa mansión Downton Abbey, que arranca justamente después del hundimiento del Titanic y se desarrolla antes y después de la I Guerra Mundial.

Está interpretada por Elizabeth McGovern (Cora), Hugh Bonneville y Maggie Smith, a la que esta temporada dará su contrapunto Shirley McLaine como su consuegra.

La serie, cuyo guión es de Julian Fellowes, autor de «Retorno a Brideshead», ha cosechado numerosos premios de televisión y su segunda temporada opta a 16 Emmys en la gala que se celebrará en Los Ángeles (EEUU) el próximo día 23.

EFE